Menú Cerrar

METER EL HOMBRO

Fritta Caro ALTÉRO(S)PHILIE o los juegos de poder de Fritta Caro
Segunda ocupación : METER EL HOMBRO

En el parque des Hommes-Forts (de los hombres fuertes), Montréal.
El 20 de julio 2019 a la 1 pm (duración aproximada de 1h30)

001-fritta-caroA la sombra de Louis Cyr
Fritta Caro prepara el terreno para la acción desplazando su colección de accesorios canadienses bajo la sombra del monumento al hombre más fuerte del mundo.

005-louis-cyr

Según el movimiento del sol, ella reorganiza los objetos, como cualquier puesto de venta informal (Agáchate) de las calles turísticas de Cartagena. Era un 20 de julio al medio día en el barrio Saint-Henri, solo faltaba el mar. El sol más inclemente del verano montrealense golpeaba el asfalto y todo lo demás. Los cuerpos pedían consuelo mientras buscaban la sombra.

002-fritta-caro

Altero(s)filia 2019, meter el hombro

Habitar el muro
El espectro de Fritta Caro cierra los ojos, cubre su cara con el que fuera su tocado, ahora de color oro. Ella ya no es más que un espectro. Camina lento, rozando el muro con la espalda. Durante la marcha, ella piensa en otros muros que vivió; las murallas de Cartagena. La acción evoca la curiosidad,  la intriga histórica. Aquellas murallas de piedra coralina  y cal, fueron construidas durante casi dos siglos (1614-1796),  ellas hacen parte de la arquitectura militar concebida para la defensa de la ciudad de los ataques de los piratas ingleses. Pero paralelamente, ante esta perspectiva histórica oficial vuelve la pregunta ¿Qué más pasó ahí? ¿Cómo sería el relato desde otras perspectivas? ¿Cuantas historias fueron borradas o quedaron ocultas para siempre? Tantas vivencias desde el afecto o desde la dominación se dieron allí. Recurrir al cuerpo, tocar, vivir el muro quizás sea una opción, un intento fallido de la búsqueda de un equilibrio, una compensación imposible. Meter el hombro, es meter el cuerpo para vivir un lugar. Pero, sobre todo, meter el hombro significa hacer esfuerzos, comprometerse para hacer avanzar una causa, invertir sus energías en una intención, acompañar a alguien en su batalla personal, en su lucha social o política, en su proceso de curación.


Uno de los objetivos principales de esta intervención  era la de poner un evidencia un diálogo presente en el parque de los Hombres-Fuertes. Se trata de una conversación difícil entre generaciones, culturas y géneros por medio de tres manifestaciones artísticas; el monumento a Louis Cyr (1970) de Robert Pelletier (1914-1984), los murales Ellen Gabriel and Mary Two Axe Earley – Tiohtià:ke, unceded Haudenosaunee territory (2017) de Shanna Strauss y White Supremacy Is Killing Me (2017) de Jessica Sabogal.

002-fritta-caro

Este hallazgo tuvo lugar durante la acción Altéro(s)philie ou les jeux de force de Fritta Caro 2018 y resultó revelador de la manera como una serie de expresiones y reivindicaciones se vienen haciendo por parte de las llamadas minorías visibles, etnias, artistas de la diversidad, comunidades culturales, lxs sin estatus; colectividades excluidas o/y oprimidas, sin ser realmente escuchadas.  

Desde la perspectiva de la artista, se trata de un encuentro cargado de una simbología muy fuerte. Ella hace un llamado para cuidar (escuchar) estas manifestaciones, las que deberían obtener una mayor documentación y atención por parte de los organismos culturales montrealenses, los mismos que hoy (2020) buscan desesperadamente respuestas y soluciones a las desigualdades que resultan cada vez más difíciles de sostener en el medio cultural.

parc-hommes-forts

El pequeños parque de los Hombres-Fuertes se encuentra casi ahogado por el trafico de las dos arterias principales de Saint-Henri, un barrio tradicionalmente proletario, hoy un epicentro importante de gentrificación en la ciudad de Montreal.

La escultura situada en el centro del pequeño parque es un homenaje al campeón mundial de halterofilia Louis Cyr (1863-1912), el que ha pasado a la historia reconocido como el hombre más fuerte del mundo. El monumento que mantiene viva la memoria del héroe del Quebec está ubicado de manera que el sol se proyecte sobre él al atardecer. Está rodeado de reatas, bancas y una cadena de árboles que crean una tela de fondo, detrás de la cual se descubrían dos murales: Ellen Gabriel and Mary Two Axe Earley – Tiohtià:ke, unceded Haudenosaunee territory (2017); una propuesta realizada por Shanna Strauss y  el mural White Supremacy Is Killing Me (2017) de Jessica Sabogal.

Las pinturas enormes de las dos artistas desaparecen ante el vandalismo y la falta de mantenimiento. Hoy, 3 de julio 2020, el mural de Jessica Sabogal ha sido vandalizado a repetición mientras que el de Shanna Strauss está completamente destruido. El bronce de Louis Cyr, cual personaje salido de una pintura de Botero, sigue ahí, solo, impasible, enmarcado por  el minúsculo parque, esperando que el movimiento depredador de gentrificación no se lo coma a él también.

tutoriel-2020-optica-fritta-caro

El tutorial Altero(s)filia de Fritta Caro participa en este diálogo incómodo. El texto entrelaza instrucciones de la arrancada, movimiento fundamental de la halterofilia, con una guía básica de acciones que se pueden leer como descolonizadoras.  Los principios emancipadores que ahí se recopilan están inspirados en el encuentro con las palabras de Silvia Rivera Cusicanqui,  Rita Segato, Gloria Anzaldúa en la investigación de Pedro Pablo Gómez, en las conversaciones con lxs artistas de PCCP Primary Colours / Couleurs primaires. También ha sido importante la práctica; la experiencia de trabajo con los colectivos CAVCA (Karamairi/Cartagena de Indias) y L’araignée, los intercambios, colaboraciones y conversaciones que Fritta Caro ha sostenido con el contexto cultura y feminista de Montreal.

Altero(s)filia: amor a lxs otrxs.
Alter: otro.  (s) El uso del plural manifiesta una preocupación por la tendencia a la dicotomía. Además busca expresar la diversidad de ese otro que en los discursos oficiales termina siendo simplificado. Por ejemplo : nosotros y los demás, el resto. Filia: amor.

Descargar >>> Tutorial Altero(s)filia de Fritta Caro 2020

La primera versión de la guía se realizó en 2018 para Altéro(s)philie ou Les jeux de Force de Fritta Caro. El tutorial ha sido actualizado en 2019/20 para resaltar el diálogo presente en el parque de los hombres fuertes entre el monumento a Louis Cyr y las obras de las dos artistas pintoras, muralistas, las que meten el hombro por sus comunidades.

El delantal de las encarnadas

El delantal de la encarnadas es el nombre que Fritta Caro da al atuendo con el que, desde principios de siglo XXI, se disfraza a las palenqueras de esclavas, al tiempo que sus cuerpos son usados como soporte para blandir una propaganda nacionalista instaurada en la misma época. En la actualidad, turistas y extranjeros atribuyen equivocadamente a este atuendo la calidad de una artesanía vernácula, como si hiciera parte de una tradición, una producción propia de las mujeres de San Basilio de Palenque. Esta percepción equivocada se va naturalizando por el uso del atuendo en horas de trabajo, o sea, cuando ellas son visibles en la ciudad (atención, esto sucede sobre todo en el centro histórico). Este gesto que, al parecer fue implantado por la Corporación de Turismo, hace de sus cuerpos objetos de atracción turística. Desde la perspectiva de Fritta, ellas, las palenqueras, pasan a ser resistencia, ejemplo de mujeres independientes, fuertes, autónomas por excelencia, a ser cuerpos comercializados, portadores de una ideología que promueve un sentimiento nacionalista cuyo nacimiento coincide con la entrada al poder de la derecha radical en Colombia con el primer mandato de Alvaro Uribe Vélez a principios del siglo XXI.

Las palenqueras, las mujeres más fuertes del mundo, son convocadas hoy en el parque de los hombres fuertes. Gracias a la acción de Noémi McComber, en el marco de Meter el hombro, el delantal adquiere otra dimensión. Su transferencia en otro contexto, no lo neutraliza, al contrario, con él se evoca la fuerza de ellas, de las encarnadas, de las mujeres más fuertes del mundo. Así, se trata de revisar la noción de fuerza ¿Qué fuerza? ¿Cómo se ejerce? ¿Quién la posee y para qué? ¿En qué condición es visible? ¿A quién se le atribuye? Al mismo tiempo que se adopta una la perspectiva de género, se cuestiona la postura nacionalista de ambos contextos.

Al sacar el delantal de su entorno de explotación, se resignifica ¿Cuales serían las posibles lecturas de este gesto?

El delantal de las encarnadas no es un producto artesanal de San Basilio de Palenque, ni siquiera de Cartagena, es sobre todo un uniforme de trabajo. El estilo del delantal que usan hoy las palenqueras se inspira en un modelo romántico de los uniformes de las esclavas en la época de la colonia, o del estilo que de él se ha recreado en películas y telenovelas. Consiste en un delantal con los colores de la bandera de Colombia, modelado con pliegues y volantes alrededor. Así, las palenqueras, son disfrazadas por la industria turística en un espectro del pasado colonial y en el de un presente nacionalista. Esta injerencia ha ido ocupando más terreno, el modelo ya no solo se limita al delantal si no a la blusas y faldas largas, siempre con ruedos y volantes amarillo, azul y rojo.

Para Fritta Caro, esta intervención masificada sobre el cuerpo de las mujeres más fuertes del mundo, no debe pasar desapercibida. Fritta Caro nació vestida de Canadá, ella se conmueve con esta injerencia sobre la identidad a través de la instrumentalización comercial y política de los cuerpos.

El himno de la artesana
Ella escogió el 20 de julio,  día de la fiesta nacional de su país de origen. Ella intenta tocar el himno de Colombia con ocarinas de barro crudo.

Esta parte propone varias lecturas o acercamientos:
– rinde homenaje a al oficio y a la artesana que quiso ser
– habla del amor a la material, al contacto de la tierra, al olor de la arcilla
– realiza una transferencia de preocupaciones de raza y de género de un territorio a otro, del Caribe colombiano a Québec.

Distribución de la guía actualizada y retirada
El espectro de Fritta Caro guarda en sus bolsos de Canadá todos sus souvenirs/recuerdos turísticos.